95 ANIVERSARIO “LIBERTADORES DE LA HUMANIDAD No. 34” Oriente de San Pedro Garza García, N.L.

La Masonería es una institución esencialmente Filosófica, Filantrópica y Progresista, que tiene como base la práctica de la más estricta moral.

La palabra, como tal, proviene del francés «maçon», que significa «albañil». Sus miembros, los masones, forman una fraternidad de carácter iniciático y jerarquizado, organizada en logias. Partiendo de estas definiciones y en el marco de nuestro 95 aniversario, les comentaremos algo de historia de la masonería en nuestro amado municipio de San Pedro Garza García, N.L.

Allá por el año de 1915 un pequeño grupo de amigos sampetrinos de ideas muy liberales, se reunían y en amenas charlas discutían sobre los acontecimientos revolucionarios que estaban sucediendo; por aquellos años el Gral. Venustiano Carranza hizo una visita a nuestro municipio, eso despertó aún más el interés sobre esos asuntos progresistas de democracia y justicia social de lo que tanto se hablaba.
Las reuniones de estos amigos se llevaban a cabo en labores agrícolas (actualmente es el Callejón de Capellanía a la altura de la calle Gral. Ignacio Zaragoza) ya que se estaba en plena revolución y algunas de esas ideas no convenían a los intereses de los más poderosos que veían amenazados sus intereses, al transcurrir de los días ellos tuvieron la inquietud de pertenecer a la masonería ya que pensaban que dentro de ella encontrarían alguna respuesta sobre esas ideas progresistas.

Administración 2020

Los hermanos liberales se dieron cuenta que en la Villa de García, N.L. existía una logia masónica llamada “Aurora 17” y en 1916 acudieron a dicha logia, donde después del proceso del protocolo respectivo se iniciaron masónicamente. Para estos hermanos no les era fácil acudir cada quince días a las tenidas (reuniones) pues ninguno poseía mueble motorizado, el día de la tenida se reunían en la estación “La Leona” ubicado a 400 metros de la Fama, Santa Catarina, N.L. y en un armón de tracción manual emprendían su largo viaje por la vía del tren, hasta la estación del Ferrocarril de Villa de García y de ahí se trasladaban en carreta, burros o caminando hasta el domicilio de la logia “Aurora No.17” que se encontraba en el centro del pueblo, entre las calles Gral. Mariano Escobedo y José María Morelos.

Lo más complicado era el regreso ya que dichas tenidas(reuniones) se terminaban casi siempre a media noche y batallaban para conseguir quien los trasladara a la estación del tren, ya estando ahí se regresaban nuevamente en el armón de tracción manual por las vías del tren a nuestro municipio antes Villa de Garza García. Otros problemas como las lluvias de mayo o septiembre, el sol de verano y el frío de enero y febrero ya empezaron a crearles a nuestros fundadores molestias por estas y otras razones tenían que desalojar la vía, sacar el armón, para que pasara algún tren y llegaban a sus casas a las 3:00 am.

A pesar de las vicisitudes, el ánimo iba en aumento y empezaron a idear la manera de poder tener su propia logia aquí en nuestro municipio, por el año de 1924 una comisión fue a visitar al Muy Respetable Gran Maestro Eusebio Guajardo el cual los apoyo en sus ideas y les permitió trabajar masónicamente bajo dispensa.

La logia adoptó por nombre “Libertadores de la Humanidad No. 34” y la primer tenida (reunión) se efectuó el sábado 4 de abril de 1925 y tuvo lugar provisionalmente en la bodega de la estación del ferrocarril “La Leona” posteriormente el viernes 21 de agosto de 1925, el taller o la logia se trasladó al segundo piso de la casa del Sr. Amado Arreola Ayala que estaba ubicado en la esquina noreste de las calles actuales de Corregidora e Independencia, entregándoseles su carta patente el día 25 de agosto de 1928.

Siendo Venerable Maestro Jesús F. Rodríguez, fueron obligados a retirarse en 1926 por los hostigamientos de algunos fanáticos religiosos que no veían con buenos ojos la instalación de una logia masónica en su comunidad. Por aquellos años estaba en efervescencia era la guerra cristera que duró de 1926 a 1929.

Siendo Venerable Maestro Francisco Mata, regresaron en 1928 a proseguir con las tenidas masónicas bajo cubierto, no obstante en 1934 al morir Sr. Amado Arreola Ayala, la logia se traslada al terreno del Sr. Gerardo Dávila, ubicado en la esquina sureste entre las calles Bernardo Reyes (actualmente José Ma. Vasconcelos) y Corregidora. De ahí en 1935 entra la logia en sueños o suspensión de actividades por dificultades internas.

Regresando a la segunda época o trabajos masónicos en 1939 el Sr. Genaro Dávila le entrega el mallete (mando) al Sr. Lorenzo García Acuña. Trasladándose la logia temporalmente en un predio ubicado en la calle Morelos Norte cruz con Libertad y Reforma. Después la logia en 1940 cambio al predio ubicado en la calle Independencia No 205 poniente, en donde topa la calle Aldama. La logia tuvo una penúltima sede sobre la calle Independencia para ubicarse de manera definitiva sobre la calle Allende entre Lázaro Garza Ayala y Galeana, en el Centro de San Pedro Garza García N.L.

Pertenecen a la logia hombres de muy variados oficios, creencias religiosas y políticas, ya que se respetan todas las ideologías (dentro de sus reuniones está prohibido hablar de política y religión) los cuales conviven de manera fraternal, fomentando los valores y practicando las virtudes, para la convivencia armoniosa en sociedad.

Los fundadores de la Respetable Logia Simbólica “Libertadores de la Humanidad No. 34” fueron los hermanos masones: Jesús F. Rodríguez (Jefe de la estación del ferrocarril La Leona), Amado Arreola Ayala, Genaro Dávila, Luciano F. Rodríguez (Alcalde en turno del municipio de la Villa de Garza García N. L.), Francisco Mata, Silvano Garza Guerra, Luz García, Miguel Valdez, Rodrigo Arizpe, Francisco Cornejo, Eliseo Martínez y Aristeo González. (Todos finados)

Actualmente rendimos homenaje a nuestros queridos hermanos Gumersindo Flores Quiroz y Amado Arreola Ugarte, que tanto han amado a su logia y contribuido para que siga brillando la luz de la verdad.

También reconocemos y hacemos homenaje post mortem a nuestros queridos hermanos Francisco Hernández, Rafael Hernández Baltazar y a Noé Alonso ya que gracias a sus conocimientos, perseverancia, templanza, valor y dedicación podemos disfrutar lo que sembraron.


Por último y de manera muy especial agradecemos al Muy Respetable Gran Maestro VH:. Carlos Humberto Cervera Aguirre por todo el apoyo brindado, estamos seguros que con su liderazgo y de su mano seguirá brillando la luz de la verdad en el firmamento masónico.

Libertad, Igualdad y Fraternidad
Carlos Saúl Garza Martínez
Venerable Maestro